No paran los escándalos en el Vaticano y es que según unos 547 niños fueron víctimas de violación y abusos físicos que fueron llevados a cabo por sacerdotes y profesores.

El abogado Ulrich, quien fue contratado por la Iglesia para indagar en el indignante caso que estalló en el 2010 e involucró al hermano del Papa Benedicto XVI.

Los polémica e indignantes hechos, habrían ocurrido entre 1945 y los años 90; durante ese periodo, casi 500 niños del coro de la Iglesia conocido en Alemani como ‘Regensburg Domspatzen’ -Los gorriones de la catedral de Ratisbona-, fueron víctimas de abusos físicos y otros 47, fueron agredidos sexualmente, incluyendo violaciones.

De acuerdo con la investigación, los menores afectados, describieron sus años en el coro como una prisión, un infierno y como un campo de concentración por los ataques sexuales y físicos que vivían.

“Muchos se referían a esos años como la peor época de su vida, caracterizaba por el miedo, la violencia y el desamparo”, relata el informe.

Un total de 49 sacerdotes y profesores involucrados en tales actos, y todo ocurrió cuando el coro era dirigido por Georg Ratzinger, quien es el hermano mayor del ahora ex papa Benedicto XVI.

El abogado que publicó la polémica investigación, subrayó que es imposible que Ratzinger desconociera totalmente la terrible situación que vivían los niños, pero él ha negado repetidamente haber sido informado de lo que estaba pasando.

“Si hubiera conocido los excesos de violencia que se estaban ejerciendo, habría hecho algo”, aseguró el hermano del papa Benedicto XVI.

En 2016, la Iglesia, ofreció dinero a las víctimas como compensación; entre 5 mil y 20 mil euros, acto que a muchos indignó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí